Cargando...

Blog

Una revisión sistemática de las lesiones musculoesqueléticas relacionadas con la carrera en corredores

Kakouris N, Yener N, Fong DTP. A systematic review of running-related musculoskeletal injuries in runners. J Sport Health Sci. 2021 Apr 20:S2095-2546(21)00045-4. doi: 10.1016/j.jshs.2021.04.001. Epub ahead of print. PMID: 33862272.

Link: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33862272/

Introducción

Correr es una de las actividades deportivas más populares y accesibles que disfruta la gente en todo el mundo (1), y se ha vuelto cada vez más popular en los últimos 50 años (2). El número de corredores y eventos de carrera ha crecido sustancialmente en las últimas décadas porque es de bajo costo y puede ser implementado fácilmente con un equipo mínimo por una variedad de personas (3). Más importante aún, correr es una excelente forma de ejercicio para las personas que buscan lograr una buena forma física y / o un estilo de vida más saludable porque se ha relacionado con la longevidad y la reducción de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular (4, 5). 

A pesar de estos beneficios para la salud, las lesiones musculoesqueléticas relacionadas con la carrera (RRMI) son comunes entre los corredores (6). Estas RRMI generalmente son causadas ​​por la aplicación de cargas relativamente pequeñas durante muchos ciclos repetitivos (7). Diversos estudios han examinado la proporción de lesiones (tasas de incidencia y prevalencia) entre los corredores, con tasas de incidencia que oscilan entre el 3,2% y el 84,9% (8, 9, 10). Esta gran variación puede explicarse por las diferencias en los diseños de los estudios, las definiciones de lesiones, las características de los sujetos y los períodos de seguimiento, todos los cuales pueden diferir entre los estudios. Tanto la incidencia como la prevalencia son fundamentalmente diferentes, pero ambas son importantes en los estudios epidemiológicos. La incidencia es la indicación del número de casos de nuevas lesiones deportivas. Transmite información sobre el riesgo de lesionarse y, por lo general, solo está disponible en estudios prospectivos. La prevalencia indica qué tan extendida está la lesión en la muestra de población y generalmente se informa en estudios retrospectivos (11). Por lo tanto, el desarrollo de programas efectivos de prevención de lesiones puede reducir la incidencia de lesiones y, como resultado, la prevalencia de lesiones.

Correr es una de las actividades más extendidas que da lugar a lesiones por sobreuso de la zona lumbar y de las extremidades inferiores (12, 13). Por lo general, el 50% de los corredores experimenta una lesión cada año que les impide correr durante un período de tiempo, y el 25% de los corredores se lesiona en un momento dado (5). Aproximadamente entre el 70% y el 80% de los trastornos de la carrera se deben a lesiones por uso excesivo, que afectan principalmente a las zonas anatómicas de la rodilla, el tobillo / pie y la pierna (14, 15). Francis y col. (16) informaron que el síndrome de dolor femororrotuliano es la lesión por sobreuso más frecuente, mientras que Lopes y col. (6) declaró que el síndrome de estrés tibial mediales el RRMI más común. Las 2 revisiones sistemáticas emplearon diferentes enfoques metodológicos, y esta puede ser una de las razones por las que no llegaron a la misma conclusión.

Algunos estudios han informado que las lesiones agudas son raras durante la carrera, mientras que otros estudios han informado que son muy comunes y consisten principalmente en esguinces de tobillo y lesiones musculares (1, 15, 17). Aún no hay consenso sobre si un esguince de tobillo puede considerarse una lesión común entre los corredores. Francis y col. (16) encontraron que los esguinces de tobillo no se encontraban entre los 10 IMRR más comunes; sin embargo, Lopes y col. (6) informaron que los esguinces de tobillo se encontraban entre los 5 IMRR más frecuentes. Esto podría deberse a que Lopes y col. (6) se centró en estudios prospectivos (incidencia) para encontrar las IMRR más frecuentes, mientras que Francis y col. (16) combinó el número de lesiones en todos los diseños de estudio (prevalencia) para identificar los RRMI más comunes. Esto destaca nuevamente la importancia de diferenciar incidencia (estudios prospectivos) y prevalencia (estudios retrospectivos). Independientemente del tipo de lesión, los RRMI disminuyen el placer en el ejercicio y se asocian con consecuencias indeseables, incluidas implicaciones financieras sustanciales, interrupción temporal o permanente de la carrera y ausencias del trabajo (13). Un conocimiento profundo de las IMRR más frecuentes es un paso esencial en la elaboración de programas efectivos de prevención de lesiones y estrategias de intervención de rehabilitación que puedan reducir la alta incidencia y prevalencia de las IMRR, respectivamente.

Objetivo: El objetivo principal de este estudio fue revisar sistemáticamente la literatura sobre la incidencia y prevalencia de IMRR por ubicación anatómica y, cuando sea posible, por patología específica. Un objetivo secundario fue comparar las proporciones de incidencia de lesiones por ubicación anatómica entre ultramaratonistas y no ultramaratonistas.

Métodos

Se realizó una búsqueda en una base de datos electrónica sin restricciones de fecha de inicio en SPORTDiscus, PubMed y MEDLINE hasta junio de 2020. Se utilizaron estudios prospectivos para encontrar la ubicación anatómica y la proporción de incidencia de cada RRMI, mientras que se utilizaron estudios retrospectivos o transversales para encontrar la proporción de prevalencia de cada RRMI. Se realizó un análisis separado para los corredores de ultramaratón.

Resultados

La incidencia y prevalencia general de lesiones fueron 40,2% ± 18,8% y 44,6% ± 18,4% (media ± DE), respectivamente. La rodilla, el tobillo y la parte inferior de la pierna representaron la mayor proporción de incidencia de lesiones, mientras que la rodilla, la parte inferior de la pierna y el pie / dedos de los pies tuvieron la mayor proporción de prevalencia de lesiones. La tendinopatía de Aquiles (10,3%), el síndrome de estrés tibial medial (9,4%), el síndrome de dolor femororrotuliano (6,3%), la fascitis plantar (6,1%) y los esguinces de tobillo (5,8%) representaron la mayor proporción de incidencia de lesiones, mientras que el síndrome de dolor femororrotuliano (16,7%), síndrome de estrés tibial medial (9,1%), fascitis plantar (7,9%), síndrome de la banda iliotibial (7,9%) y tendinopatía de Aquiles (6,6%) tuvieron la mayor proporción de prevalencia de lesiones. El tobillo (34,5%), la rodilla (28,1%) y la parte inferior de la pierna (12,9%) fueron los 3 sitios lesionados con mayor frecuencia entre los ultramaratonistas.

Conclusión

Entre los no ultramaratonistas, la mayor proporción de lesiones tanto en incidencia como en prevalencia fue en la rodilla, mientras que entre los ultramaratonistas el sitio más lesionado fue el tobillo. Las proporciones de incidencia de lesiones por ubicación anatómica entre ultramaratonistas y no ultramaratonistas no fueron significativamente diferentes (p = 0,798). En estudios prospectivos, las 5 principales patologías con las proporciones de incidencia más altas entre los no ultramaratonistas fueron la tendinopatía de Aquiles, el síndrome de estrés tibial medial, síndrome de dolor femororrotuliano, fascitis plantar y esguince de tobillo. En los estudios retrospectivos / transversales, las 5 patologías principales fueron las mismas que en los estudios prospectivos, excepto que los esguinces de tobillo fueron reemplazados por el síndrome de la banda iliotibial. Estos hallazgos están respaldados por investigaciones previas y revisiones sistemáticas realizadas sobre el tema. Para los corredores que participaron en eventos de ultramaratón que variaron de 5.0 a 8.5 días, la tendinopatía del compartimiento anterior, el síndrome de dolor femororrotuliano y la tendinopatía de Aquiles fueron los 3 IMRR más comunes.

Esta revisión sistemática proporciona información valiosa a los especialistas en medicina deportiva que están decidiendo las medidas de prevención de lesiones más adecuadas que se deben tomar para una ubicación anatómica o patología específica determinada. Recomendamos que se implementen medidas de prevención de lesiones relacionadas con la rodilla (p. Ej., Síndrome de dolor femororrotuliano) y el tobillo (p. Ej., Tendinopatía de Aquiles) para reducir las altas tasas de incidencia en estos lugares en la población que corre. 

Referencias

  1. van Poppel D, van der Worp M, Slabbekoorn A, et al. Risk factors for overuse injuries in short- and long-distance running: A systematic review. J Sport Health Sci 2021;10:14–28.
  2. Vitti A, Nikolaidis P, Villiger E, Onywera V, Knechtle B. The “New York City Marathon”: Participation and performance trends of 1.2M runners during half-century. Res Sports Med 2020;28:121–37.
  3. Bredeweg SW, Zijlstra S, Bessem B, Buist I. The effectiveness of a preconditioning programme on preventing running-related injuries in novice runners: A randomised controlled trial. Br J Sports Med 2012;46:865–70.
  4. Buist I, Bredeweg SW, van Mechelen W, Lemmink KA, Pepping GJ, Diercks RL. No effect of a graded training program on the number of running-related injuries in novice runners: A randomized controlled trial. Am J Sports Med 2008;36:33–9.
  5. Fields KB, Sykes JC, Walker KM, Jackson JC. Prevention of running injuries. Curr Sports Med Rep 2010;9:176–82.
  6. Lopes AD, Hespanhol Junior LC, Yeung SS, Costa LO. What are the main  running-related musculoskeletal injuries? A systematic review. Sports Med 2012;42:891–905.
  7. Bertelsen ML, Hulme A, Petersen J, et al. A framework for the etiology of running-related injuries. Scand J Med Sci Sports 2017;27:1170–80.
  8. van Gent RN, Siem D, van Middelkoop M, van Os AG, Bierma-Zeinstra SM, Koes BW. Incidence and determinants of lower extremity running injuries in long distance runners: A systematic review. Br J Sports Med 2007;41:469–80.
  9. Van Middelkoop M, Kolkman J, Van Ochten J, Bierma-Zeinstra SM, Koes B. Prevalence and incidence of lower extremity injuries in male marathon runners. Scand J Med Sci Sports 2008;18:140–4.
  10. Kluitenberg B, van Middelkoop M, Diercks R, van der Worp H. What are the differences in injury proportions between different populations of runners? A systematic review and meta-analysis. Sports Med 2015;45:1143–61.
  11. Noordzij M, Dekker FW, Zoccali C, Jager KJ. Measures of disease frequency: Prevalence and incidence. Nephron Clin Pract 2010;115: c17–20.
  12. Chang WL, Shih YF, Chen WY. Running injuries and associated factors in participants of ING Taipei Marathon. Phys Ther Sport 2012;13:170–4.
  13. van der Worp MP, ten Haaf DS, van Cingel R, de Wijer A, Nijhuis-van der Sanden MW, Staal JB. Injuries in runners; A systematic review on risk factors and sex differences. PLoS One 2015;10: e0114937. doi:10.1371/journal.pone.0114937.
  14. Hreljac A. Impact and overuse injuries in runners. Med Sci Sports Exerc 2004;36:845–9.
  15. Arnold MJ, Moody AL. Common running injuries: Evaluation and management. Am Fam Physician 2018;97:510–6.
  16. Francis P, Whatman C, Sheerin K, Hume P, Johnson MI. The proportion of lower limb running injuries by gender, anatomical location and specific pathology: A systematic review. J Sports Sci Med 2019;18:21–31.
  17. Tenforde AS, Yin A, Hunt KJ. Foot and ankle injuries in runners. Phys Med Rehabil Clin N Am 2016;27:121–37.