Loading...

Blog

Incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera en diferentes tipos de corredores: una revisión sistemática y un metanálisis

Videbæk, S., et al. “Incidence of Running-Related Injuries Per 1000 h of running in Different Types of Runners: A Systematic Review and Meta-Analysis.” (2015): 1017-1026.

El propósito de la presente revisión fue buscar sistemáticamente en la literatura la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera en diferentes tipos de corredores, e incluir los datos en los metanálisis.

http://dx.doi.org/10.1007%2Fs40279-015-0333-8

Correr es una de las actividades deportivas más populares y accesibles en todo el mundo [ 1 , 2 ]. Se puede realizar con un equipo mínimo y por una amplia variedad de personas en casi todas partes del mundo. En los EE. UU., Más de 40,000,000 de personas corren [ 2 ], y en Dinamarca y los Países Bajos aproximadamente el 25 y el 12.5% ​​de la población, respectivamente, corren regularmente [ 3 , 4 ].

Las lesiones relacionadas con la carrera afectan a muchos corredores. Desafortunadamente, el número exacto de lesiones es difícil de identificar porque varios estudios han proporcionado resultados sobre la prevalencia e incidencia de lesiones relacionadas con la carrera utilizando diferentes medidas de asociación [ 5 , 6 ]. Por nombrar algunos, las lesiones se han reportado como el número de lesiones por 1000 km [ 7 , 8 ]; proporción de lesiones en una población [ 9 ]; número de corredores lesionados por cada 100 corredores [ 10 ]; y número de corredores lesionados por 1000 h de carrera [ 11 , 12 ]. El uso inconsistente de tales medidas en la literatura dificulta la comparación de los datos de lesiones entre los estudios.

Las lesiones por 1000 h de carrera fueron destacadas por Jakobsen et al. [ 12 ] como una medida importante de asociación. Afirmaron que el riesgo de lesiones debe estar relacionado con el tiempo dedicado a correr, para que los resultados de diferentes estudios sean comparables. Esto está respaldado en una revisión de 2012 por Lopes et al. [ 13 ], quienes enfatizan que la estandarización del número de lesiones por hora de exposición es muy necesaria en la investigación de lesiones relacionadas con la carrera.

En una revisión de 1992, van Mechelen [ 10 ] comparó las tasas de incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en unos pocos estudios que presentaron dichos resultados. Los resultados revelaron una incidencia de lesiones de 2.5 a 12.5 lesiones por 1000 h de carrera. Desde entonces, muchos estudios han reportado información sobre lesiones relacionadas con la carrera en diferentes tipos de corredores por 1000 h de carrera, por ejemplo, corredores novatos, corredores recreativos, corredores de ultra maratón y atletas de atletismo. Sin embargo, no se ha publicado ninguna revisión que haya buscado sistemáticamente en la literatura estudios con información sobre la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en diferentes tipos de corredores por 1000 h de carrera.

El propósito de la presente revisión fue revisar sistemáticamente la literatura sobre la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en corredores novatos, corredores recreativos, corredores de ultramaratón y atletas de pista y campo por 1000 h de carrera. Un objetivo secundario fue comparar las tasas de lesiones en diferentes tipos de corredores por 1000 h de carrera e incluir los datos en los metanálisis.

Métodos

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas electrónicas en cinco bases de datos (PubMed, Scopus, SPORTDiscus, PEDro y Web of Science), sin restricción en la fecha de publicación, para identificar estudios que incluían datos sobre incidentes de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera. La búsqueda se realizó en colaboración con un bibliotecario certificado en la Biblioteca de la Universidad de Aarhus, Dinamarca. Los detalles completos de la estrategia de búsqueda electrónica para PubMed se proporcionan en el Apéndice S1 del material electrónico complementario (ESM). Se identificaron estudios y ensayos adicionales al verificar las referencias de los artículos de texto completo incluidos y las revisiones publicadas dentro de la temática de lesiones en ejecución. Los artículos de texto completo, que no se incluyeron después de buscar en las bases de datos, se incluyeron posteriormente si, según el conocimiento de los autores, tenían información sobre lesiones por cada 1000 h de carrera.

Selección de estudio

La revisión de los estudios elegibles fue realizada por dos revisores (SV y AMB), en dos pasos. En el paso 1, todos los resúmenes se evaluaron según los criterios de inclusión y exclusión preespecificados. Los criterios de inclusión para los resúmenes consistieron en lo siguiente: los sujetos fueron niños, corredores novatos, corredores recreativos, corredores de élite, corredores de fondo, orientadores y / o triatletas; el estudio se basó en una investigación original (estudios de cohortes prospectivos y ensayos controlados aleatorios); el artículo fue escrito en inglés o danés; y el resumen incluía datos sobre lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera, o indicaba que dichos datos podrían estar disponibles en el artículo de texto completo. Los criterios de exclusión incluyeron lo siguiente: los sujetos eran reclutas militares o del ejército; estudios en los que los participantes estuvieron expuestos predominantemente a diferentes tipos de deportes además de correr; los diseños originales del estudio consistieron en estudios transversales, estudios de casos y controles, series de casos e informes de casos; y los estudios no incluyeron investigación original, por ejemplo revisiones.

Todos los resúmenes fueron evaluados independientemente por cada uno de los dos revisores y se incluyeron o excluyeron. En casos de desacuerdo entre los dos revisores cegados (SV y AMB), un tercer revisor (RON) tomó la decisión final de selección.

En el paso 2, los dos revisores (SV y AMB) leyeron todos los textos completos incluidos en el paso 1, así como los textos completos de los artículos adicionales identificados en las listas de referencias. Los siguientes criterios se utilizaron para finalmente incluir o excluir artículos de texto completo. Criterios de inclusión para artículos de texto completo: deben incluir hallazgos de los cuales es posible extraer datos sobre lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera; Artículos sin datos sobre lesiones por 1000 h de carrera, pero que contienen datos sobre la incidencia de lesiones por 1000 km. Criterios de exclusión: los estudios en los que los participantes estuvieron expuestos predominantemente a diferentes tipos de deportes que no sean correr y, en consecuencia, las lesiones relacionadas con la carrera no se pudieron distinguir de otras lesiones deportivas; si las lesiones por 1000 h se estimaron por pierna y no por individuo;

Cada revisor (SV y AMB) procesó los artículos individualmente y, en caso de desacuerdo, siguieron un proceso de toma de decisiones por consenso. En los casos en que no llegaron a un consenso, un tercer revisor (RON) emitió el juicio final.

Recopilación de datos

Las características del estudio de los artículos de texto completo incluidos se describieron para obtener información sobre la homogeneidad de las poblaciones del estudio y las definiciones de lesiones relacionadas con la carrera. Se recopilaron los siguientes datos: autor y año de publicación; diseño del estudio; tipo de corredores; tamaño de la muestra utilizada en el análisis; descripción de la población de estudio; y definición de la lesión relacionada con la carrera (Tabla  1 ). Se extrajeron estimaciones de la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 hy por kilómetros de todos los estudios para su posterior análisis. Tres estudios proporcionaron estimaciones de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h sin intervalos de confianza (IC) del 95% y sin presentar los datos brutos necesarios para calcularlos [ 12 , 14 , 15] Se contactó con los autores correspondientes y se recibieron datos de dos de ellos [ 14 , 15 ], lo que permitió la inclusión de estos resultados en los metanálisis.Tabla 1 Descripción de estudiosMesa de tamaño completo

Las poblaciones de estudio de los estudios incluidos se clasificaron en uno de los cuatro tipos de corredores: corredores novatos; corredores recreativos; corredores de ultra maratón; y atletas de atletismo. Esta categorización se realizó para permitir la comparación de resultados entre los estudios.

Algunos estudios informaron la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 millas [ 7 , 8 , 16 ], pero estos resultados se convirtieron en lesiones relacionadas con la carrera por 1000 km utilizando un convertidor en línea [ 17 ].

Evaluación de riesgo de sesgo

La herramienta utilizada para evaluar el riesgo de sesgo de los estudios incluidos se eligió después de una consideración exhaustiva de las ventajas y desventajas de los métodos disponibles para evaluar el sesgo. Los estudios incluyeron tanto estudios de cohorte prospectivos como ensayos controlados aleatorios. El objetivo principal de esta revisión fue medir la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera. Las causas de las lesiones relacionadas con la carrera no eran de interés, minimizando así la importancia de los métodos de asignación al azar para la calidad del resultado. Por lo tanto, la evaluación de calidad por una sola herramienta fue posible para ambos diseños. La herramienta utilizada para evaluar el riesgo de sesgo de los estudios incluidos fue una versión de la Escala de Newcastle Ottawa, una herramienta modificada por Saragiotto et al. [ 18] para evaluar estudios que realicen investigaciones sobre corredores. La herramienta contiene 11 criterios diseñados para evaluar el riesgo de sesgo y utiliza un sistema de clasificación por estrellas para indicar la calidad de un estudio (consulte el Apéndice S2 del ESM para obtener una descripción de cada criterio en la versión original de la herramienta de evaluación de calidad modificada para corredores [ 18 años]). Se aplicaron ciertas modificaciones para especificar la herramienta utilizada para evaluar el riesgo de sesgo en el parámetro de interés en nuestra revisión: la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera. Tres de los 11 criterios fueron excluidos. El ítem 4 se excluyó porque una cohorte expuesta versus no expuesta era irrelevante mientras la población total del estudio estuviera expuesta a correr; el ítem 7 fue excluido porque estaba vinculado al ítem 4; y el ítem 11 se refería al riesgo de asociación y se eliminó porque estas medidas se relacionan con la investigación sobre asociaciones. En el ítem 3, la redacción “corredores promedio en la comunidad” se reformuló a “tipo promedio de corredores investigados”, lo que significa que el artículo recibió una estrella si la población de estudio era representativa del tipo de corredor (corredores novatos, corredores recreativos, ultra- corredores de maratón, o atletas de pista y campo) descritos según el ítem 1. Los criterios adoptados para evaluar el riesgo de sesgo fueron (1) descripción de los corredores o tipo de corredor; (2) definición de la lesión relacionada con la carrera; (3) representatividad de la cohorte expuesta; (4) verificación de la exposición; (5) demostración de que el resultado de interés no estaba presente al comienzo del estudio; (6) evaluación del resultado; (7) fue un seguimiento el tiempo suficiente para que se produjeran resultados; y (8) adecuación del seguimiento de cohortes. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. Los criterios adoptados para evaluar el riesgo de sesgo fueron (1) descripción de los corredores o tipo de corredor; (2) definición de la lesión relacionada con la carrera; (3) representatividad de la cohorte expuesta; (4) verificación de la exposición; (5) demostración de que el resultado de interés no estaba presente al comienzo del estudio; (6) evaluación del resultado; (7) fue un seguimiento el tiempo suficiente para que se produjeran resultados; y (8) adecuación del seguimiento de cohortes. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. Los criterios adoptados para evaluar el riesgo de sesgo fueron (1) descripción de los corredores o tipo de corredor; (2) definición de la lesión relacionada con la carrera; (3) representatividad de la cohorte expuesta; (4) verificación de la exposición; (5) demostración de que el resultado de interés no estaba presente al comienzo del estudio; (6) evaluación del resultado; (7) fue un seguimiento el tiempo suficiente para que se produjeran resultados; y (8) adecuación del seguimiento de cohortes. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. (4) verificación de la exposición; (5) demostración de que el resultado de interés no estaba presente al comienzo del estudio; (6) evaluación del resultado; (7) fue un seguimiento el tiempo suficiente para que se produjeran resultados; y (8) adecuación del seguimiento de cohortes. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. (4) verificación de la exposición; (5) demostración de que el resultado de interés no estaba presente al comienzo del estudio; (6) evaluación del resultado; (7) fue un seguimiento el tiempo suficiente para que se produjeran resultados; y (8) adecuación del seguimiento de cohortes. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal. La evaluación del riesgo de sesgo fue realizada por dos investigadores (SV y AMB) en un proceso ciego y, en caso de desacuerdo, pasaron por un proceso de consenso. Solo los estudios con estimaciones sobre la incidencia de lesiones por 1000 h se puntuaron por calidad, ya que este resultado representó el análisis principal.

Resultados

Se identificaron un total de 3172 artículos a través de las búsquedas en la base de datos. Entre estos artículos, 2357 eran duplicados, según lo determinado por el programa de referencia RefWorks. A continuación, se evaluaron 815 títulos y resúmenes en el paso uno del proceso de selección. De estos, 69 artículos de texto completo fueron incluidos y evaluados de acuerdo con los criterios de inclusión y exclusión en el paso dos del proceso de selección, de los cuales 58 fueron excluidos. En la Fig.  1 , el proceso de selección se visualiza en un diagrama de flujo. Al revisar las listas de referencias, se incluyó un estudio adicional [ 14 ]. Además, los autores sabían de un artículo que no se incluyó en la búsqueda pero en el que se incorporó la información relevante [ 26] Este artículo también fue incluido. Finalmente, se incluyeron 13 artículos que presentaron datos sobre lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera: ocho estudios de cohorte prospectivos y cinco ensayos controlados aleatorios. En general, diez estudios proporcionaron estimaciones sobre lesiones relacionadas con la carrera por 1000 km y se utilizaron para un subanálisis.

Figura 1
Figura 1

El año de publicación de los estudios incluidos varió de 1987 a 2014, y los estudios representaron poblaciones en Australia, Dinamarca, Luxemburgo, Suecia, los Países Bajos y los Estados Unidos. Los períodos de seguimiento oscilaron entre 7 días y 81 semanas. Ocho estudios utilizaron una definición de lesión con pérdida de tiempo; un estudio definió una lesión como la necesidad de atención médica; y los cuatro estudios restantes utilizaron una mezcla de pérdida de tiempo, dolor físico y la necesidad de atención médica en la definición de lesión.

En todos los estudios, el objetivo principal era comparar la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera. Cinco estudios informaron esta estimación en corredores novatos; cinco estudios en corredores recreativos; un estudio en corredores de ultra maratón; y dos estudios en atletas de atletismo. Las estimaciones variaron de 2.5 [ 19 ] a 33.0 [ 20 ] lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera. Se realizaron dos metanálisis sobre las estimaciones de corredores novatos y corredores recreativos, respectivamente. Como un artículo [ 12 ] no proporcionó datos para calcular el IC del 95%, se incluyeron estimaciones de nueve estudios en estos análisis cuantitativos (Fig.  2) Las estimaciones ponderadas revelaron que los corredores novatos enfrentaron una tasa de lesiones significativamente mayor de 17,8 (IC del 95%: 16,7-19,1) que los corredores recreativos, que sufrieron 7,7 (IC del 95%: 6,9-8,7) lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera.

Figura 2
Figura 2

Diez estudios proporcionaron estimaciones de lesiones relacionadas con la carrera por cada 1000 km de carrera, y estos resultados se agruparon en un subanálisis (Tabla  2 ). La estimación ponderada reveló una incidencia de lesiones de 1.07 (IC 95% 1.01–1.13) por 1000 km de carrera.Tabla 2 Lesiones relacionadas con la carrera por cada 1000 km de carreraMesa de tamaño completo

El riesgo de sesgo se evaluó para cada uno de los 13 estudios que presentan una estimación de la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera (Tabla  3 ). Los criterios más frecuentemente otorgados con una estrella fueron la descripción de los corredores o el tipo de corredores (13/13) y la definición de lesión relacionada con la carrera (13/13). Los criterios con la menor cantidad de estrellas otorgadas incluyeron la verificación de la exposición (6/13) y la evaluación del resultado (8/13). El promedio de estrellas otorgadas a los artículos evaluados por riesgo de sesgo fue 6 de un total de 8 estrellas, con un máximo de 8 y un mínimo de 3.Tabla 3 Evaluación de riesgo de sesgoMesa de tamaño completo

Discusión

La presente revisión es la primera en revisar sistemáticamente la literatura sobre la tasa de incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en diferentes tipos de corredores. La estimación ponderada de 17.8 (IC 95% 16.7–19.1) lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera en corredores novatos fue significativamente mayor que la tasa de incidencia de 7.7 (IC 95% 6.9–8.7) en corredores recreativos. Un estudio informó que la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en corredores de ultramaratón fue de 7.2 por 1000 h [ 21 ]. En atletas de atletismo, dos estudios informaron la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera de 2.5 a 26.3 por 1000 h [ 19 , 22] En este último, los atletas de pista y campo se subdividieron en velocistas, corredores de media distancia y corredores de larga distancia, lo que puede ser relevante ya que la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h fue mayor en velocistas y corredores de media distancia que en corredores de larga distancia [ 19 ].

En la Fig.  2 , se presenta un resumen de los resultados en diferentes tipos de corredores. El efecto saludable del participante puede jugar un papel al agrupar corredores novatos versus corredores recreativos [ 23 ]. En los corredores novatos, los cinco estudios son heterogéneos ya que las estimaciones informadas por tres de los estudios [ 11 , 20 , 24 ] oscilan entre 30,1 y 33 y son significativamente más altas que las informadas por los dos estudios restantes [ 25 , 26] Una posible explicación de la discrepancia es el tiempo de seguimiento en los respectivos estudios. Los corredores no lesionados acumulan relativamente más tiempo de exposición en estudios con un seguimiento prolongado, mientras que los corredores lesionados son censurados. Esto explicará matemáticamente la disminución general de las lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera en estudios con un seguimiento más prolongado entre los corredores novatos. Los dos estudios con la menor incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera tuvieron 81 y 52 semanas de seguimiento, mientras que los tres estudios con la mayor incidencia de lesiones tuvieron períodos de seguimiento de 8 a 13 semanas (Tabla  1 ) .

El vínculo entre un tiempo de seguimiento relativamente corto y una tasa de incidencia alta de lesiones relacionadas con la carrera versus un tiempo de seguimiento prolongado y una tasa de incidencia más baja de lesiones relacionadas con la carrera indica la posibilidad de que los corredores se clasifiquen como corredores novatos al comienzo de un el estudio puede clasificarse razonablemente como corredores recreativos a medida que pasa el tiempo. Si los corredores novatos superan las 8–13 semanas sin lesiones, es probable que se hayan adaptado a la carrera y se enfrenten a un menor riesgo de lesiones después de este período, aunque puedan pasar más tiempo corriendo. Los corredores novatos que superen las 8–13 semanas de seguimiento pueden considerarse corredores recreativos. En base a esto, puede ser apropiado identificar un límite que distinga a un corredor novato de un corredor recreativo.

En contraste, la incidencia de lesiones es homogénea en corredores recreativos y la estimación ponderada no se ve afectada por el sesgo.

Los puntos fuertes de la presente revisión son principalmente la búsqueda sistemática de la literatura y el uso de metanálisis para comparar las incidencias de lesiones. Las búsquedas se realizaron exhaustivamente en cinco bases de datos, en cooperación con un bibliotecario certificado. Además, todas las listas de referencias de los artículos de texto completo incluidos se verificaron en busca de estudios adicionales y, según el conocimiento de los autores, un artículo [ 26] también se pudo incluir para el análisis, aunque no se indexó en ninguna de las cinco bases de datos buscadas. Se realizó una evaluación de la calidad de todos los artículos que presentaban estimaciones de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h y se realizaron metanálisis sobre estos datos. Por lo tanto, la presente revisión sistemática y los metanálisis representan evaluaciones rigurosas y proporcionan estimaciones de incidentes de lesiones relacionadas con la carrera en corredores novatos, corredores recreativos, corredores de ultramaratón y atletas de atletismo.

El presente estudio tiene una serie de limitaciones, incluidas las diferencias en las definiciones de lesión, la definición del tipo de corredor y las medidas de resultado utilizadas. Primero, la definición de lesión varía considerablemente entre los estudios. Ocho estudios utilizaron definiciones de pérdida de tiempo, pero incluso dentro de esta definición hay una falta de consenso sobre la cantidad de tiempo necesaria para clasificar la pérdida de tiempo de correr como una lesión relacionada con la carrera. Un estudio no definió la cantidad de tiempo [ 12 ], algunos estudios usaron 1 día en su definición [ 11 , 14 , 15 ], mientras que otros estudios usaron 1 semana [ 19 , 20 , 22 , 24 ]. El único estudio [ 21] únicamente definiendo la lesión como la necesidad de atención médica fue informar sobre los corredores de ultramaratón, y como estos datos se recopilaron en tiempo real mientras los corredores participaban en el ultramaratón, este método fue razonable. Ningún estudio definió exclusivamente una lesión relacionada con la carrera como dolor físico solo, pero, en cuatro estudios, el dolor físico se incorporó como parte de la definición de lesión [ 16 , 22 , 25 , 28 ]. En segundo lugar, los corredores de los estudios incluidos se clasificaron en cuatro grupos según el tipo de corredor, lo que permite una comparación intergrupal relevante. No se realizó una definición exacta de cada categoría, pero las características de referencia que conducen a la agrupación en uno de los cuatro tipos de corredores se enumeran en la Tabla  1. En tercer lugar, el método de recopilación de datos sobre el tiempo de exposición puede ser cuestionable. En muchos estudios, se pidió a los corredores que informaran por sí mismos sobre su exposición al entrenamiento en diarios de carrera basados ​​en la web. Este enfoque puede llevar a que las horas de entrenamiento o la distancia se calculen erróneamente, posiblemente debido al sesgo de memoria y al tiempo dedicado a la autoinformación [ 27 ]. La herramienta de evaluación de calidad tuvo en cuenta esto y no otorgó ninguna estrella cuando la exposición se registró mediante un autoinforme escrito (elemento 5). Sin embargo, es cuestionable si el riesgo de sesgo fue, en realidad, mayor en el estudio de Bovens et al. [ 25 ], que no recibió estrellas en el ítem 5 porque la exposición al correr se recogió en diarios, que en el estudio de Benell et al. [ 22], en el que una estrella fue premiada por una entrevista personal retrospectiva realizada por uno de los investigadores al final de los 12 meses de seguimiento. La falta de acuerdo en la forma en que se calculó el tiempo de exposición fue otro desafío. En algunos estudios [ 11 , 14 , 15 , 19 , 23 – 25 , 28], el tiempo de exposición se calculó desde el momento en que un participante comenzó el programa de carrera hasta el momento en que informó una lesión relacionada con la carrera (corredores lesionados) o hasta el final del programa (corredores no lesionados). Esta forma de calcular el tiempo de exposición era ideal debido al hecho de que el mismo corredor solo podía contribuir con el tiempo de exposición siempre y cuando no hubiera resultado lesionado. Por lo tanto, se evitó el riesgo de registrar la misma lesión dos veces, si volviera a ocurrir. Además, una persona lesionada no pudo agregar tiempo de exposición después de que ocurrió la lesión, y la cantidad de lesiones sería la misma que la cantidad de corredores lesionados. Otros estudios no mencionaron si los participantes del estudio fueron censurados si se produjo una lesión [ 12 , 20 , 26] Además, algunos estudios especificaron la premisa de que el mismo corredor estaba incluido y estaba contribuyendo con el tiempo de exposición, si la carrera se reanudaba después de una lesión [ 21 , 22].] Debido a las diferentes formas de calcular el tiempo de exposición en los estudios incluidos, la comparación más adecuada de la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en todos los estudios incluidos fue utilizar el número total de lesiones registradas en lugar del número total de corredores lesionados. Este enfoque hizo posible que un corredor figurara dos veces o más en el recuento combinado de lesiones. Sin embargo, hubiera sido preferible que todos los estudios hubieran utilizado el método ideal para calcular el tiempo de exposición, ya que esto habría significado que un solo corredor no podría acumular el tiempo de exposición después de una lesión por primera vez y que una lesión recurrente contara dos veces.

De los 13 estudios que proporcionaron estimaciones sobre lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera, no todos proporcionaron datos sin procesar sobre el tiempo de exposición exacto o IC del 95% de las estimaciones informadas. Se estableció contacto con los autores correspondientes de los respectivos artículos [ 12 , 14 , 15 , 26 ] y se recibieron datos de Malisoux et al. [ 14 ], Theisen y col. [ 15 ] y Nielsen et al. [ 26 ] Además, la estimación de 30.1 lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h utilizadas en el metanálisis relacionado con los corredores novatos deriva de la población completa de corredores en el estudio prospectivo de Buist et al. [ 11] En general, 155 de estos 629 corredores fueron descritos como corredores que ya participaban en la carrera al inicio del estudio, con una media de 1.2 h por semana. Desafortunadamente, no pudimos obtener datos que nos permitieran calcular estimaciones para cada uno de los grupos de corredores por separado. En consecuencia, decidimos incluir la estimación de 30.1 lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h en la categoría de corredores novatos; por lo tanto, la verdadera incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en corredores novatos podría ser aún mayor.

El presente estudio constituye una revisión exhaustiva y totalmente actualizada de la literatura que presenta datos sobre las tasas de incidencia de lesiones relacionadas con la carrera y describe aspectos clave relevantes, que limitan la comparación de estudios en la investigación de lesiones relacionadas con la carrera. Los metanálisis incluidos forman nuevas estimaciones que muestran variaciones en las tasas de incidencia de lesiones relacionadas con la carrera entre diferentes tipos de corredores, y pueden usarse como punto de partida en futuras investigaciones sobre lesiones relacionadas con la carrera.

Conclusiones

El análisis ponderado informado de la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera por 1000 h de carrera reveló que los corredores novatos enfrentan un riesgo significativamente mayor de lesiones 17.8 (IC del 95%: 16,7 a 19,1) que sus compañeros recreativos 7,7 (IC del 95%: 6,9 a 8,7). Se recomienda precaución al comparar las estimaciones sobre la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera entre los estudios debido a las diferencias en la definición de lesión. Solo unos pocos estudios informaron incidentes de lesiones de corredores de ultramaratón y atletas de atletismo, y no se calcularon estimaciones ponderadas.

Puntos clave

  • ‘Lesiones por cada 1000 h de carrera’ es una medida de asociación importante y útil que permite comparar el riesgo de lesiones entre los estudios.
  • Los corredores novatos tienen un riesgo significativamente mayor de lesiones 17.8 (IC 95% 16.7–19.1) que los corredores recreativos, que sufrieron lesiones relacionadas con la carrera 7.7 (IC 95% 6.9–8.7) por 1000 h de carrera.
  • Se necesitan más estudios sobre corredores de ultramaratón y atletas de atletismo para calcular las estimaciones ponderadas.