Loading...

Blog

Diez tratamientos a evitar en pacientes con dolor en los tendones de miembros inferiores.

El dolor y la disfunción del tendón son las características clínicas de la tendinopatía. Se han investigado muchas opciones de tratamiento, pero los resultados clínicos consistentes y positivos siguen siendo difíciles de alcanzar. Sabemos que el tratamiento debe ser activo (p. ej., basado en ejercicios) y que se requiere una inversión constante y continua en rehabilitación. Para maximizar esta inversión es importante comprender los tratamientos que no ayudan.

Los siguientes 10 puntos son los enfoques de tratamiento que se deben evitar, ya que no mejoran la tendinopatía de las extremidades inferiores.

1. Descansar completamente.

  • El viejo proverbio de úsalo o piérdelo se aplica a los tendones, descansar disminuye la capacidad del tendón para soportar la carga, y el descanso completo disminuye la rigidez del tendón en 2 semanas.1 También disminuye la fuerza y ​​la potencia en el músculo unido al tendón y la función de la cadena cinética,2 dejando a la persona con menos capacidad para tolerar la carga en múltiples niveles.
  • Por el contrario, no se puede ignorar el dolor (punto 5). El tratamiento debe inicialmente reducir la carga alta y dolorosa del tendón, y se debe introducir cargas beneficiosas, es decir, cargas al nivel que el tendón pueda tolerar (punto 2), p. ej., isométricos.3 Una vez que el dolor es bajo y estable (consistente en una prueba de carga diaria), aumentar  la carga lentamente para mejorar la capacidad del tendón.4

2. Realizar ejercicios incorrectos.

  • Comprender la carga es esencial para la correcta prescripción del ejercicio. La carga alta del tendón ocurre cuando se usa como un resorte, como al saltar, cambiar de dirección y correr (sprint).5
  • Los resortes de los tendones deben cargarse rápidamente para que sean efectivos, por lo que los ejercicios lentos, incluso con pesas, no son una carga alta para los tendones y pueden usarse al principio de la rehabilitación, ya que pueden tener un efecto beneficioso sobre los músculos..
  • Sin embargo, hacer ejercicio con una longitud más larga de la unidad músculo-tendinosa  puede comprimir el tendón en su inserción.6 Esto agrega una carga sustancial y debe evitarse, incluso lentamente, al comienzo de la rehabilitación.

3. Usar tratamientos pasivos.

  • Los tratamientos pasivos no son útiles a largo plazo, ya que promueven al paciente como un receptor pasivo de atención y no aumentan la tolerancia a la carga del tendón.
  • Los tratamientos como la electroterapia y el hielo alivian temporalmente el dolor solo para que regrese cuando se carga el tendón.7

4. Usar terapias con inyecciones.

  • Se ha demostrado que las inyecciones de sustancias en un tendón no son más efectivas que el placebo en buenos ensayos clínicos.8 Los médicos que apoyan las terapias con inyecciones se basan en la premisa falsa de que los tendones se curan como otros tejidos y que existe la capacidad de devolver un tendón patológico a la normalidad. Hay poca necesidad de intervenir en la patología ya que hay evidencia de que el tendón se adapta a la patología y tiene mucho tejido tendinoso capaz de tolerar una carga alta.9
  • Las inyecciones pueden cambiar el dolor a corto plazo ya que pueden afectar los nervios, pero deben considerarse solo si el tendón no ha respondido a un buen programa basado en ejercicios.

5. Ignorar el dolor.

  • Controle la carga en su tendón, el dolor es una forma de decirle que la carga es demasiada. El dolor puede aumentar 24 horas después del exceso de carga del tendón. Un aumento del dolor de 2 o más (de 10) en una prueba de carga diaria debería iniciar una reducción en los aspectos del entrenamiento que sobrecargan el tendón (movimientos que usa al tendón como un resorte, como saltar, cambiar de dirección y correr (punto 2).

6. Estirar el tendón.

  • Además de la carga sobre un tendón en el deporte, existen cargas de compresión sobre la unión hueso-tendón cuando se encuentra en su longitud más larga. El estiramiento solo sirve para agregar cargas de compresión que son perjudiciales para el tendón.10 Estirarse mientras está de pie puede ser especialmente provocativo para su tendón.
  • Si sus músculos están tensos, use un masaje para aflojarlos.

7. Masajear el tendón.

  • Un tendón que duele es uno que le dice que está sobrecargado e irritado (patología reactiva del tendón), por lo tanto, agregar más stres al masajearlo puede aumentar el dolor y no ayudará con la patología.7 A veces, los tendones se sentirán mejor inmediatamente después de un masaje, por un efecto sobre los nervios locales, pero este alivio del dolor es a corto plazo y regresará con las cargas en el tendón.
  • Como se mencionó en el punto anterior, el masaje en el músculo si puede ser beneficioso.

8. Usar imágenes de tendones para diagnóstico, pronóstico o como medida de resultado.

  • Las imágenes anormales del tendón (ecografía y resonancia magnética) de forma aislada no respaldan un diagnóstico de dolor en el tendón, ya que la patología asintomática es frecuente. Tampoco hay aspectos de las imágenes, como la vascularización y los “desgarros”, que permitan a un médico determinar el resultado.11 La patología en las imágenes suele ser muy estable y no cambia con el tratamiento y la reducción del dolor, por lo que las imágenes no son una buena medida de resultado.12
  • Las imágenes pueden asustarlo, y las palabras utilizadas por los médicos como degeneración y desgarros pueden hacer que se pregunte si su tendón debe cargarse. Existe evidencia de que el tendón patológico puede tolerar cargas, especialmente cuando aumenta gradualmente las cargas.

9. Preocuparse por la ruptura.

  • El dolor protege el tendón, ya que hace que lo descargues. De hecho, la mayoría de las personas que se rompen un tendón nunca han tenido dolor antes, a pesar de que el tendón tiene una patología sustancial.13

10. Acelerar la rehabilitación.

  • Tomar atajos con la rehabilitación no funciona. Las cosas que se prometen como curas (punto 3 y 4) a menudo brindan una mejoría a corto plazo, pero el dolor reaparece cuando se reanudan las cargas sobre el tendón.
  • Debe tomarse el tiempo que el tendón necesita para desarrollar su fuerza y ​​capacidad. Aunque esto puede ser un tiempo considerable (3 meses o más), los resultados a largo plazo son buenos si se completa la rehabilitación correcta.14

 

RESUMEN

Los 10 enfoques de tratamiento anteriores requieren recursos valiosos y se alejan del mejor tratamiento para el dolor de tendones. El mensaje para llevar a casa es que la rehabilitación basada en ejercicios es el mejor tratamiento para el dolor de tendones. Un programa progresivo que comience con un programa de fuerza muscular y ​​luego progrese a ejercicios más parecidos a los resortes e incluya aspectos de resistencia brindará las cargas correctas en el tendón y dará los mejores resultados a largo plazo. Asegúrese de ver a un profesional de la salud calificado con experiencia en esta área para guiar su rehabilitación.

 

FUENTE

  • Cook, J. L. (2018). Ten treatments to avoid in patients with lower limb tendon pain. British Journal of Sports Medicine52(14), 882-882.

 

REFERENCIAS

  1. Kubo K, Akima H, Ushiyama J, et al. Effects of 20 days of bed rest on the viscoelastic properties of tendon structures in lower limb muscles. Br J Sports Med 2004;38:324–30.
  2. Silbernagel KG, Thomeé R, Eriksson BI, et al. Full symptomatic recovery does not ensure full recovery of muscle-tendon function in patients with Achilles tendinopathy. Br J Sports Med 2007;41:276–80. Discussion 80.
  3. Rio E, Kidgell D, Purdam C, et al. Isometric exercise induces analgesia and reduces inhibition in patellar tendinopathy. Br J Sports Med 2015;49:1277–83.
  4. Cook JL, Docking SI. ’Rehabilitation will increase the ’capacity’ of your… insert musculoskeletal tissue here… ’ Defining ’tissue capacity’: a core concept for clinicians. Br J Sports Med 2015;49:1484–5.
  5. Roberts TJ. The integrated function of muscles and tendons during locomotion. Comp Biochem Physiol A Mol Integr Physiol 2002;133:1087–99.
  6. Cook JL, Purdam C. Is compressive load a factor in the development of tendinopathy? Br J Sports Med 2012;46:163–8.
  7. Stasinopoulos D, Stasinopoulos I. Comparison of effects of exercise programme, pulsed ultrasound and transverse friction in the treatment of chronic patellar tendinopathy. Clin Rehabil 2004;18:347–52.
  8. Moraes VY, Lenza M, Tamaoki MJ, et al. Platelet-rich therapies for musculoskeletal soft tissue injuries. Cochrane Database Syst Rev 2014:CD010071.
  9. Docking SI, Cook J. Pathological tendons maintain sufficient aligned fibrillar structure on ultrasound tissue characterization (UTC). Scand J Med Sci Sports 2016;26:675–83.
  10. Docking S, Samiric T, Scase E, et al. Relationship between compressive loading and ECM changes in tendons. Muscles Ligaments Tendons J 2013;3:7–11.
  11. Khan KM, Forster BB, Robinson J, et al. Are ultrasound and magnetic resonance imaging of value in assessment of Achilles tendon disorders? A two year prospective study. Br J Sports Med 2003;37:149–53.
  12. Cook JL, Khan KM, Kiss ZS, et al. Asymptomatic hypoechoic regions on patellar tendon ultrasound: A 4-year clinical and ultrasound followup of 46 tendons. Scand J Med Sci Sports 2001;11:321–7.
  13. Kannus P, Józsa L. Histopathological changes preceding spontaneous rupture of a tendon. A controlled study of 891 patients. J Bone Joint Surg Am 1991;73:1507–25.
  14. Silbernagel KG, Thomeé R, Eriksson BI, et al. Continued sports activity, using a pain-monitoring model, during rehabilitation in patients with Achilles tendinopathy: a randomized controlled study. Am J Sports Med 2007;35:897–906.

Subscribite y recibí gratuitamente un Ebook de más de 50 páginas sobre técnicas generales de running escrito por Julián Alonso